20′ ¦ 4 personas ¦ dificultad

A mí personalmente no me gusta mucho la zanahoria, me la como preferiblemente si está cruda o cuando se cocina de tal manera, que todavía queda crujiente. Mi media naranja siempre está pendiente de incluirla dentro de nuestra dieta y se las ingenia para que me guste.

Resulta que me hizo este puré de papas con zanahorias que quedó sensacional y me lo presentó tan bonito en el plato que no tuve cara para ponerle “mala cara” y apartarlo sin ni siquiera probar.

Les cuento que hoy en día hacemos siempre esta misma receta y quedo muy a gusto con ella.

Siempre estamos pendientes de incluir vegetales y hortalizas en nuestra dieta diaria y si no nos gustan, buscamos la receta que más nos llame la atención y nos apetezca, que seguro que siempre existirá una que sea de nuestro agrado.

INGREDIENTES:

  • 4 papas medianas
  • 2 zanahorias medianas
  • 1 hoja de laurel
  • ½ taza de leche caliente
  • 2 cucharadas de nata líquida para montar o crema fresca espesa
  • nuez moscada, sal y pimienta a tu gusto

PREPARACIÓN:

Lava, pela y trocea las papas y las zanahorias. Cuida de que las zanahorias estén troceadas más pequeñas que las papas, para que estén cocinadas al mismo tiempo.

En una olla cubre con agua con sal las papas y las zanahorias junto con la hoja de laurel y cocínalas tapadas a fuego lento hasta que estén blandas.

Cuando estén blandas, cuela el agua y devuelve la olla con las papas y las zanahorias a la hornilla para que toda el agua se evapore.

Machaca las papas y las zanahorias con la ayuda de un tenedor hasta que te quede un puré.

Agrega la leche, la nata o crema fresca espesa, la nuez moscada, la sal y la pimienta a tu gusto.

Este es un buen acompañante para carnes, pollos y pescados.

¡Buen provecho y hasta la próxima !!!