30′ ¦ 2 personas ¦ dificultad

Los bollos pelones es otro plato típico de la cocina venezolana y consiste en bollos o bolas de masa de harina de maíz precocida rellenas con carne de res, de cerdo o de pollo, cocinados luego en agua o en una salsa a base de tomates.

Esta receta la hicimos rapidito porque ya teníamos la carne molida preparada. Lo único que faltaba era preparar la salsa de tomates que se hace muy rápidamente y la masa para los bollos que es la misma que se utiliza para las arepas y se hace muy fácil y rápido. Así que manos a la obra que tenemos hambre ¡!!

INGREDIENTES:

Para la masa de los bollos:

  • 2 tazas de harina de maíz precocida
  • aprox. 3 tazas de agua tibia
  • 1 cucharada de mantequilla derretida
  • sal

Además para la salsa de tomate:

  • 1 lata pequeña de tomates troceados
  • ½ cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • ½ taza de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de pimentón ahumado molido
  • 1 cucharada de pimentón dulce molido
  • 1 cucharadita de curry
  • chili en escamas o pimienta cayena a tu gusto
  • 1 cucharada de azúcar
  • sal y pimienta a tu gusto

PREPARACIÓN:

SALSA DE TOMATE:
Coloca en el vaso de un licuadora el contenido de la lata de tomates troceados, la cebolla, el ajo y comienza a triturar. Añade el pimentón molido ahumado, el pimentón molido dulce, el curry, el azúcar, la pimienta cayena, sal y pimienta y sigue licuando. Ahora añade el aceite de oliva en un hilo hasta que se forme una emulsión y obtengas una salsa brillante y homogénea.

Pasa la salsa a una ollita y cocina a fuego lento y tapado por 20-30 minutos. Luego, destapa la olla y deja que la salsa se reduzca un poco.
Rectifica la sazón y si es necesario, agrega sal y pimienta.

PARA LA MASA DE LOS BOLLOS:
En un recipiente coloca el agua tibia, la mantequilla derretida y la sal. Agrega la harina de maíz precocida poco a poco y moviendo constantemente para que no se formen grumos. Comienza a amasar. Es posible que la harina absorba todo el líquido; si es necesario, agrega un poquito más de agua y sigue amasando. La consistencia de la masa debe ser densa, brillante, se formará una bola compacta, que no se pegará en las manos ni en las paredes del recipiente y cuando hundas un dedo en ella, quedará un hueco. Deja reposar la masa unos 10 minutos.

AL MOMENTO DE HACER LOS BOLLOS:
En una olla grande, calienta abundante agua con sal.

Saca la carne molida de la nevera.

Humedécete un poco las manos con agua y divide la masa en porciones iguales de aprox. el tamaño de una pelota de tenis.
Forma bolas con la masa y luego aplasta las bolas de masa en una de tus manos, humedeciendo de vez en cuando con agua las puntas de los dedos de tu otra mano para que la masa te quede brillante y no se agriete. Trata de aplastar hasta que tengas un espesor de aprox. 1 cm.

Coloca un poco de carne molida en el centro (1 a 2 cucharadas) y con mucho cuidado comienza a cerrar la bola. Cuida de que quede toda cerradita para que no se deshaga al meterla en el agua. Humedécete las puntas de tus dedos de vez en cuando para que se te facilite el trabajo.

Cuando ya tengas todos los bollos rellenos y listos, introdúcelos en el agua caliente y los dejas cocinar a fuego lento por 20 minutos. Cuida de que el agua no hierva para que los bollos no se desarmen.

Pasado el tiempo, saca los bollos del agua con una espumadera y los dejas reposar unos 5 minutos antes de servir.

Sirve los bollos y báñalos con la salsa de tomate.

¡Buen provecho y hasta la próxima !!!