Molde Kugelhupf

Molde Kugelhupf

El horneado de tus tortas, tartas, pasteles, bizcochos, panes, magdalenas, galletas, muffins o cupcakes será mucho más exitoso si utilizas el molde adecuado y para elegir el que más se adapte a tu receta, tienes que escoger entre una amplia gama de formas, tamaños y materiales que existen actualmente en el mercado.

Primeramente, tenemos que tener en cuenta lo siguiente:

  1. ¿Qué quieres hornear? Un pastel, un bizcocho, muffins, galletas, panes …
  2. ¿Qué forma quieres que tenga? Redonda, cuadrada, rectangular, en forma de corazón …
  3. ¿Qué tamaño necesitas?
  4. ¿Qué tan bien se va a cocinar tu receta en el molde que escogiste?
  5. ¿Con qué facilidad podrás desmoldar?
  6. ¿Es fácil de limpiar el molde que has elegido?

Los materiales utilizados para fabricar moldes para hornear incluyen los siguientes:

  • Moldes de aluminio liso, aluminio anodizado y aluminio fundido:
    Los moldes de aluminio liso son los más populares para cocinar y para hornear, ya que el aluminio es un excelente conductor del calor, se calienta rápidamente y se cocina de manera uniforme. Son productos que tienen precios muy accesibles al bolsillo de todos. Las únicas desventajas son: La primera, es que no es recomendable cocinar dentro alimentos ácidos, ya que pueden causar picaduras y oxidación en la superficie del recipiente. La otra desventaja, es que generalmente este material no es apto para lavar en el lavavajillas o lavaplatos. Es preferible lavarlo a mano y secarlo bien para que no queden manchas de agua. Sin embargo, sigue las instrucciones del fabricante del producto que compraste. Los moldes de aluminio anodizado (proceso químico que sella el aluminio y crea una superficie muy dura y resistente) es la opción más popular entre los apasionados y los profesionales de la cocina, ya que este material es muy resistente y eficaz a la hora de hornear. Otra ventaja, es que es más denso que el aluminio liso y por lo tanto, conduce el calor de manera más eficiente. Además es muy fácil de limpiar y de mantener en perfecto estado.   ES    o   USA   .
  • Moldes de hierro fundido esmaltado:
    Un ejemplo muy bueno de este material lo tienen Le Creuset y Pyrex, entre muchas empresas que fabrican este tipo de menaje. El hierro fundido distribuye el calor de manera uniforme, por lo que es un material excelente a la hora de hornear. Además, la superficie de esmalte ayuda a que los alimentos no se peguen y necesites muy poca grasa. Los tiempos de cocción son mucho más cortos con este material, por lo que es recomendable estar siempre pendientes. Este material es perfecto para hornear brownies, pasteles de frutas y son perfectos para hornear pan, ya que quedan crujientes y dorados de manera uniforme. Son muy fáciles de limpiar, tanto a mano, como en el lavavajillas o lavaplatos.  ES    o   USA   .
  • Moldes de acero esmaltado:
    Generalmente son moldes para hornear tartaletas. Se calientan muy rápidamente, por lo que no son recomendables para hornear tortas o tartas o panes. Es recomendable lavarlos a mano.
  • Moldes de vidrio:
    Aunque los moldes y fuentes fabricados con este material son muy utilizados y en muchas cocinas son un clásico, no está de más destacar que este material no es un buen conductor del calor, ya que hornea de manera lenta y desigual. Sin embargo, tienen muchas ventajas, como por ejemplo: Estas fuentes las puedes utilizar tanto en el horno como en el microondas, al igual que son aptas para la nevera y el congelador. Son muy funcionales y las puedes presentar en la mesa sin necesidad de desmoldar. Son 100% higiénicas, no se manchan ni retienen olores ni sabores. Generalmente estas fuentes suelen ser aptas para lavar en lavaplatos o lavavajillas. Sin embargo, nunca está de más, consultar las instrucciones del fabricante del producto que compraste. No todos los moldes de vidrio son aptos para hornos, primero tenemos que estar seguros que son refractarios (ejemplo: tipo Pyrex o Corningware) y soportan altas temperaturas durante mucho tiempo. Debemos recordar que antes de usar cualquier molde de vidrio debemos mirar las instrucciones del producto o buscarlo en internet para que estemos seguros de si lo utilizamos o no, ya que corremos el riesgo de que el vidrio se explote y se agriete.   ES   o   USA   .
  • Moldes estañados:
    Son generalmente antiadherentes y puedes hornear a altas temperaturas. Son moldes muy duraderos, que mantienen su forma ante temperaturas muy altas. Distribuyen el calor de manera uniforme. Son ideales para hornear pasteles de frutas que necesitan largo tiempo de cocción. Son aptos para lavar en lavaplatos o lavavajillas. Sin embargo, como siempre recomendamos, nunca está de más revisar las instrucciones del fabricante.
  • Moldes de porcelana, cerámica y de gres:
    Podrás hornear muy bien en este tipo de moldes, ya que son muy resistentes al calor, sin embargo, los alimentos no te quedarán muy crujientes. Estas fuentes necesitan ser engrasadas antes de utilizar. Una de sus ventajas es que puedes presentar los alimentos directamente del horno a la mesa sin necesidad de desmoldar. Son muy fáciles de limpiar y generalmente son aptos para el lavavajillas o lavaplatos. No te olvides de revisar las instrucciones de uso del fabricante.   ES   o  USA   .
  • Moldes de silicona:
    Son muchos los que aprecian este material a la hora de hornear y es que las ventajas son muchas frente a los moldes tradicionales. Tenemos que estar atentos a que los fabricantes utilizan diferentes grados de silicona en la manufactura de los moldes o fuentes, sin embargo, los mejores son los que tienen el 100% de silicona. Este material es extremadamente versátil, ya que lo puedes meter en la congeladora, en la nevera o frigorífico, en el horno y también en el microondas. Soportan temperaturas de -40ºC a +240ºC. Otra de las ventajas es que son facilísimos de limpiar y también son aptos para lavar en el lavaplatos o lavavajillas. Estos moldes solo necesitan un poco de grasa a la hora de utilizarlos y hornean de manera uniforme. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que muchas veces no son fáciles de manejar, ya que son muy flexibles y se pueden voltear en cualquier momento si uno no está 100% atento de lo que está haciendo. Es importante saber, que este material se pone muy caliente, por lo que es necesario utilizar guantes de cocina a la hora de sacarlo del horno. Sin embargo, se enfrían muy rápidamente. Además estos moldes son muy fáciles de guardar, porque al ser flexibles te permite optimizar el espacio en tus armarios y gabinetes. Actualmente existen en el mercado una amplia gama de formas, tamaños y colores de estos moldes, por lo que no tendrás nunca problema de encontrar el que te convenga. Para hacer helados en el congelador o gelatinas en la nevera son ideales, ya que los puedes desmoldar con mucha facilidad.  ES   o   USA   .
  • Moldes de acero inoxidable:
    Este material es un mal conductor de calor, por lo que no es recomendable a la hora de hornear.

Ten siempre presente, que para tener un buen resultado en lo que vayas a hornear es importante, no solo escoger el molde o fuente que más se adapte a tu receta, si no que también es fundamental que no llenes los moldes con la mezcla hasta arriba, ya que lo que hornees necesita espacio para elevarse y expandirse. Llena alrededor de dos tercios del molde para garantizar que la mezcla no se desbordará a la mitad de la cocción.

¡Te deseamos mucho éxito con tu receta, buen provecho y hasta la próxima !!!

Print Friendly, PDF & Email