Cachitos de almendras y vainilla (Vanille-Mandeln Hörnchen)

60′ ¦ 2 bandejas ¦ dificultad

Estos cachitos de almendras y vainilla son nuestras galletas preferidas en la Navidad. También las puedes hacer con nueces o avellanas. Siempre las hacemos en conjunto con los besitos de coco para aprovechar los huevos completos.


INGREDIENTES:

  • 400 gr. harina de trigo todo uso
  • 1 cucharadita de polvo de hornear o levadura química de repostería (tipo Royal)
  • 160 gr. azúcar
  • 1 sobre de azúcar de vainilla
  • 4 yemas de huevo
  • 300 gr. de mantequilla bien fría en cuadritos
  • 200 gr. de almendras molidas
  • 4 cucharadas de azúcar para decorarlas
  • 4 sobres de azúcar de vainilla para decorarlas

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

Galletas de Avena


PREPARACIÓN:

Precalienta el horno a 350°F / 180°C (arriba y abajo).

Pasa la harina de trigo y el polvo de hornear por un colador para tamizarlos y colócalos en forma de montaña en una superficie plana para trabajar.

Forma un hueco en el centro de la montaña y coloca adentro el azúcar, el azúcar de vainilla, las yemas de huevo, la mantequilla en cuadritos, las almendras molidas y comienza a amasar. Al principio pareciera que la masa no cuaja, pero después de trabajar la masa durante un rato, ésta va adquiriendo forma y consistencia, ya que la mantequilla se va derritiendo con el calor de las manos y la masa comienza a ser mas moldeable.

Forma un rollo grande y corta ruedas de 1 cm. para que cada galleta tenga el mismo tamaño.

Comienza a formar los cachitos de manera que queden más gorditos en el centro y más finos en los bordes.

Ve colocándolos en forma de media luna en una bandeja para horno preparada con papel antiadherente.

Lleva la bandeja al horno y hornea las galletas durante 10 a 15 minutos o hasta que veas que la galletas están quebradizas y tienen un color tostado.

En un plato llano grande coloca el azúcar y el azúcar de vainilla para decorar.

Saca las galletas del horno e inmediatamente mientras están calientes recúbrelas con el azúcar.

Colócalas en una rejilla para que se enfríen bien.

Cuando estén completamente frías, guárdalas en un envase hermético.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Print Friendly, PDF & Email