Comparte:

Helado de fresas con queso fresco light

2 horas ¦ 4 personas ¦ dificultad

¡No nos podemos resistir y vencer la curiosidad de probar recetas de helado!

Tantas han sido nuestras ganas, que nos pusimos a indagar en Internet buscando una heladera “BBB” – Buena, Bonita y Barata – y nuestro Blog amigo Gastronomía & Cía nos recomienda en una de sus publicaciones la heladora o heladera de Lidl. Así que nos fuimos, la compramos y la probamos. Pués les contamos que es muy buena, no solo en el precio, si no también en la calidad del helado.

Como estamos en época de fresas y las están vendiendo tan buenas, frescas y baratas, resolvimos prepararlo esta vez con esta fruta tan sabrosa y refrescante.

Aquí les damos la receta de helado de fresas con queso fresco con 0% de grasas.

¡Una divinidad que no te hará sentir remordimiento alguno!


INGREDIENTES:

  • 300 gr. de fresas frescas
  • 300 gr. de queso fresco con 0% de grasas (usamos el de Mercadona)
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 sobre de azúcar de vainilla o 1 cucharadita de esencia o extracto de vainilla
  • 2 cucharadas de crème fraîche o nata fresca espesa
  • 2 láminas de gelatina sin sabor (Utiliza la gelatina sin sabor que tengas a mano y revisa las instrucciones del paquete. Debes utilizar la cantidad necesaria para gelificar aprox. 600 ml.) (Ten presente que un sobre de gelatina en polvo sin sabor de la marca Royal tiene 10 gramos y está pensado para que gelifique 500 ml. de líquido)
    Gelatinas y espesantes – Tipos y usos

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.


PREPARACIÓN:

Introduce el recipiente interno de la heladora en el congelador 24 horas antes de preparar el helado.

Lava y limpia las fresas.

En una licuadora, tritura las fresas junto con el azúcar, el azúcar de vainilla o la esencia de vainilla, el queso fresco y la nata fresca hasta obtener una masa homogénea y brillante.

En un recipiente pequeño coloca la gelatina en láminas y la cubres con agua a temperatura ambiente. Cuando la gelatina esté blanda, llévala a una ollita y la disuelves en cuatro cucharadas de agua caliente. Cuida que la gelatina no hierva. Agrega un poco de la crema de fresas a la gelatina aún caliente para ir temperando la mezcla. Ahora mezcla todo muy bien y lo llevas al frigorífico por 60 minutos para que se enfríe y espese un poco.

Pasados los 60 minutos, prepara la heladora montando el recipiente interno previamente enfriado en el congelador y el aspa. Ponla en marcha y mientras está andando vierte cuidadosamente la mezcla por el vocal de la heladora. Deja que la máquina haga su trabajo.

Retira el helado de la heladora en aproximadamente 40-45 minutos o cuando veas que la mezcla está bien espesa.

Pasa el helado a un recipiente hermético y llévalo a la congeladora por un rato más para que endurezca un poco.

Esperamos que lo disfrutes tanto como nosotros.

¡Te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!