15′ ¦ 2 frascos ¦ dificultad

Esta salsa verde o mojo verde tiene la textura y la consistencia de una salsa pesto y aunque todos conocemos que esta salsa se elabora a partir de hojas de albahaca, actualmente, encontramos una gran variedad de sabores utilizando otras hierbas, como el cilantro, el perejil, el eneldo; y otros tipos de nueces, como semillas de calabaza, semillas de girasol, avellanas o almendras.

Esta salsa verde que hoy compartimos le da un toque especial a cualquier tipo carne de res, cerdo o aves a la parrilla o a la brasa, sintoniza a la perfección con tortillas mexicanas, con enchiladas, rociando un poquito sobre una arepa rellena, sobre una ensalada, es excelente para mojar nachos, sintoniza muy bien con papas y actualmente la hemos utilizado caliente mezclada con cualquier tipo de pasta que te guste. En fin, nunca falta en nuestra nevera, ya que es el complemento perfecto para muchos platos.

¡Vamos a la receta!


INGREDIENTES:

  • 2 manojos de cilantro fresco
  • 2 manojos de perejil fresco
  • 1-2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de vinagre de vino blanco o vinagre de manzana
  • 3 cucharadas de jugo o zumo de limón
  • 4 cucharadas de agua
  • 1 pizca de comino
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  • 1 cucharada de azúcar
  • 10 cucharadas de aceite de oliva Virgen Extra
  • 8 nueces, también puedes utilizar semillas de girasol, semillas de calabaza o almendras
  • chili en escamas o pimienta cayena a tu gusto
  • sal y pimienta a tu gusto

PREPARACIÓN:

Lava bien el cilantro y el perejil.

Introduce las hierbas dentro del envase de la licuadora, trituradora o batidora donde vayas a hacer la salsa y corta las hierbas con la ayuda de una tijera. Igualmente, si la vas a preparar dentro de un mortero, es preferible cortar un poco las hierbas, ya que de esta manera se hace más fácil el proceso.

Agrega el ajo, el chorrito de agua, el vinagre, el jugo o zumo de limón, la mostaza, el azúcar, las nueces que hayas escogido y tritura bien todos los ingredientes.

Condimenta con chili en escamas o pimienta cayena, sal y pimienta a tu gusto.

Al final agrega el aceite de oliva en un hilo batiendo a velocidad máxima para que la salsa homogenice.

Prueba nuevamente la sazón y rectifica si es necesario.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Print Friendly, PDF & Email