Comparte:

Cupcakes Selva Negra
60′ ¦ 12 a 14 cupcakes ¦ dificultad

La Torta Selva Negra o como se llama en alemán “Schwarzwälder-Kirschtorte” tiene su origen en Alemania, en la región de Schwarzwald en Baden-Wüttemberg al suroeste del país.

Algunas de las traducciones que le damos a este postre tan popular alemán llamado Schwarzwälder Kirschtorte, literalmente traducido como “Torta de Cerezas de la Selva Negra” son, en el Reino Unido como Black Forest Gâteau, en los Estados Unidos de América y en Australia se le llama Black Forest Cake, y en España y Latinoamérica la conocemos como Torta o Tarta Selva Negra.

Este dulce manjar consta usualmente de varias capas de bizcocho de chocolate perfumado tradicionalmente con “Kirschwasser“, un relleno de nata fresca montada y cerezas rojas y negras. Suele decorarse con más cerezas, más nata montada y muchas virutas de chocolate negro.

Podemos colorear el significado recitando que el chocolate recuerda la oscuridad, las tinieblas y el misterio que envuelve a esta región alemana en épocas de frío. Las cerezas y el aguardiente de cerezas o Kirschwasser recuerdan que en esa región existe una producción importante de cerezas y por ende, goza de la elaboración artesanal de esta bebida tan típica y tradicional de esta zona del país.

Nos pareció muy divertido, actual y vistoso hacer este postre en forma de cupcakes y presentarlos de manera individual.

¡Vamos a la receta, que solo con ver la foto comienzo a salivar !!!


INGREDIENTES PARA LOS CUPCAKES DE CHOCOLATE:

  • 120 gr. de azúcar
  • 120 gr. de harina de trigo todo uso
  • 4 huevos grandes a temperatura ambiente
  • 1 sobre de azúcar vainillado o ½ cucharadita de esencia o extracto de vainilla
  • 2 cucharadas rebosadas de cacao puro en polvo (100%) sin azúcar (Nosotros utilizamos la marca Valor)
  • moldes para 14 cupcakes
  • cápsulas de papel para 14 cupcakes

ADEMÁS VAMOS A NECESITAR:

  • ½ frasco de mermelada de cerezas
  • 200 ml. de nata líquida para batir
  • 3 láminas de gelatina (nosotros utilizamos la marca Dr. Oetker) Gelatinas y espesantes – Tipos y usos
  • 1 sobre de azúcar vainillado
  • cerezas para decorar
  • chocolate rallado para decorar
  • aguardiente de cerezas (Kirschwasser) para perfumar los cupcakes (opcional)

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.


PREPARACIÓN DE LOS CUPCAKES DE CHOCOLATE:

Prepara los moldes con las cápsulas de papel. Reserva.

Precalienta el horno a 180ºC / 350ºF (arriba y abajo).

Blanquea los huevos junto con el azúcar y el azúcar vainillado batiendo a velocidad máxima con una batidora eléctrica para tortas durante 15 minutos.

Tamiza la harina de trigo junto con el chocolate en polvo.

Baja la velocidad de la batidora a mínimo y comienza a añadir la harina con el chocolate cucharada a cucharada. Mezcla suavemente, solo hasta que estén integrados. No batas mucho.

Vierte la mezcla dentro de las cápsulas y llevas los cupcakes al horno por 15 a 20 minutos o hasta que al introducir un cuchillo o palito de madera, éste salga limpio.

Saca los cupcakes del horno y deja enfriar completamente sobre una rejilla.


VAMOS A MONTAR LOS CUPCAKES:

Remoja las láminas de gelatina en agua hasta que se esponjen y ablanden.

Exprime la gelatina, la colocas en una ollita y la calientas solo hasta que esté completamente disuelta. Es importante que la gelatina no hierva.

Comienza a montar la nata líquida con la ayuda de una batidora eléctrica para tortas. Cuando ya esté casi montada, agrega la gelatina disuelta y el azúcar vainillado. Sigue batiendo hasta que esté montada. Cuida de no batir demasiado para que no se convierta en mantequilla.

Lleva la nata montada a la nevera a que enfríe y se endurezca para la decoración.


Con la ayuda de un descorazonador de manzanas abre un orificio en el centro de cada cupcake.

Si deseas aromatizar un poco el bizcocho de los cupcakes, añade unas gotas de aguardiente de cerezas (Kirschwasser).

Añade mermelada de cerezas en cada orificio. Cuida de no sobrellenar, ya que se rebozarían los cupcakes y no quedará un trabajo limpio.

Con la ayuda de una manga pastelera decora la superficie de cada cupcake. Si no tienes una manga pastelera, puedes utilizar una bolsa de plástico de alimentos. Le das un corte en una de las esquinas inferiores y listo. Rellena la bolsa con la nata y la utilizas igual que una manga pastelera.

Lleva los cupcakes a la nevera para que endurezca la gelatina.

Cuando vayas a servir, decora cada cupcake con una cereza y rállales chocolate por encima.

Tendrás unos cupcakes selva negra riquísimos y hechos en muy poco tiempo.

¡Una vez más te deseamos buen provecho y hasta la próxima !!!