Comparte:

Sopa de garbanzos

90′ ¦ 4 personas ¦ dificultad

Esta sopa de garbanzos con chorizo que compartimos hoy es muy fácil de hacer. La puedes preparar con garbanzos cocinados en casa o con los que venden ya listos en frascos, en lata o con los que vienen congelados. Estos los encuentras siempre a muy buen precio y de muy buena calidad en muchos supermercados durante todos los meses del año.

Esta sopa es muy reconfortante y además es una comida muy nutritiva que te llenará de energía para todo el día.

El garbanzo ha sido desde tiempos remotos una de las legumbres más importantes y populares en America Latina, en muchos países de África, Asia y en Europa.

Es un alimento rico en fibra, potasio, magnesio y hierro, siendo el hidrato de carbono y el almidón los componentes principales. Absorben muy bien el sabor de los ingredientes que lo acompañen y resultan muy apropiados en la preparación de guisos y potajes, especialmente en recetas para el otoño y el invierno.

Existen mil y un maneras de preparar estos sabrosos granos. Si le pones chorizo o tocineta, solo con verduras y hortalizas, con cerdo o morcilla, cualquiera de las recetas que escojas siempre tendrá buen resultado, ya que es un alimento muy noble y versátil que sintoniza perfectamente con muchos ingredientes y condimentos.

Son perfectos para cocinarlos en mayor cantidad y guardarlos ya listos en la nevera por varios días. Igualmente se pueden congelar durante algunos meses.

¡Incluye legumbres en tu dieta semanal y verás que te sentirás bien, con mucha energía y feliz de haber hecho una dieta equilibrada!


INGREDIENTES:

  • 200 gr. de garbanzos secos (también puedes utilizar 400 gr. de los que venden ya listos en frascos, en lata o los que vienen congelados)
  • 2 hojas de laurel
  • ½ pimentón (pimiento) rojo mediano
  • ½ cebolla mediana
  • 1 tallo de célery (apio españa)
  • 3 dientes de ajo
  • 40 gr. de chorizo picante (o el que tengas a mano)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/4 de cucharada de comino molido
  • ½ cucharada de pimentón dulce molido
  • 1/4 de cucharada de pimentón ahumado molido
  • chili en escamas o pimienta cayena a tu gusto
  • sal y pimienta negra recién molida a tu gusto
  • 2 papas medianas

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

Tabla de calorías.

Sopa de garbanzos 2


PREPARACIÓN DE LOS GARBANZOS:

Una noche antes deja los garbanzos remojando en abundante agua fresca.


Al día siguiente, verás que los garbanzos se han hinchado casi al doble. Escurre toda el agua, los lavas bien y agregas agua fresca para cocinarlos (unos 6 cm. por encima de los granos).

Añade dos hojas de laurel al agua, esto le dará un aroma bien sabroso.

  • Si vas a utilizar una olla convencional deberán cocinar a fuego medio y medio tapados por aprox. 1 hora o hasta que estén blandos. Debes estar pendiente, ya que se puede formar espuma en la superficie del agua que es mejor retirar para que no se desborde.
  • Si vas a utilizar una olla de presión, deberán cocinar por aproximadamente 40 minutos hasta que estén suaves.

VAMOS A COCINAR LAS PAPAS:

Lava, pela y corta las papas en cuadritos pequeños.

Colócalas en una olla, las cubres con agua, agregas un poquito de sal y añades una hoja de laurel. Cocina por 10 a 15 minutos hasta que estén blandas.

Cuando estén blandas, escurres el agua y reservas hasta que los garbanzos estén cocinados.


PREPARACIÓN DEL SOFRITO:

Lava y corta el pimentón, la cebolla, el célery y los dientes de ajo en brunoise.

Corta el chorizo en cuadritos pequeños.

Añade aceite de oliva en una sartén honda o en una olla y rehoga los vegetales hasta que estén traslúcidos.

Introduce el chorizo y sigues rehogando.

Condimenta con comino molido, pimentón dulce molido, pimentón ahumado molido, sal, chili en escamas y pimienta negra recién molida a tu gusto.


Una vez que el grano ya se haya ablandado, lo añades con la ayuda de una espumadera al sofrito. Agrega tanto caldo de garbanzos como desees. Luego introduces las papas y dejas cocinar a fuego muy bajo y tapado para que todos los sabores se entremezclen.

Prueba la sazón y rectifica a tu gusto.

Los garbanzos los puedes guardar en un envase hermético en la nevera hasta por una semana sin ningún problema y también las puedes congelar por algunos meses.

Para cocinar esta sopa de garbanzos utilizamos la olla de Le Creuset Evolution – Cocotte redonda, de hierro colado esmaltado.

¡Una vez más te deseamos buen provecho y hasta la próxima !!!