Comparte:

Pimientos en conserva
 1 hora ¦ para 1 frasco de 500 gr. ¦ dificultad

Cuando es época de pimientos y los encontramos en los supermercados y mercados de todos los tamaños y colores una opción deliciosa es hacer unos pimientos en conserva.

También puedes utilizar verduras y hortalizas que tengas en el cajón de la nevera como berenjenas, cebollas, calabacines o zucchini, calabaza, puerros, zanahorias o coliflor.

Esta receta es super fácil y siempre sirve para acompañar platos de carne o pescado o para añadir un toque especial a una salsa.

Cuando te pique el hambre de algo rico o tengas visita en casa simplemente coloca unas tiras de estos pimientos en conserva sobre un pan recién tostado, añade unas gotas de aceite de oliva, sal en escamas y pimienta negra recién molida y tendrás un tentempié super sabroso y super sano.



INGREDIENTES:

  • 1 frasco con tapa de 500 gramos
  • 4 pimientos medianos
  • 4 dientes de ajo completos con su piel
  • 350 gr. de agua
  • 115 gr. de vinagre de vino blanco o de manzana
  • 18 gr. de sal
  • 18 gr. de azúcar
  • 1 cucharada de pimienta negra en granos
  • 1 cucharada de semillas de mostaza (opcional)
  • aceite de oliva para cubrir
  • 1 bolsa plástica para alimentos

Utensilios que puedes necesitar para esta receta

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

Tabla de calorías.


PREPARACIÓN:

Calienta el horno a 230ºC / 446ºF (arriba y abajo).

Lava y seca los pimientos. Corta los pimientos por la mitad y retira el pedúnculo, todas las venas y las semillas de los pimientos.

Coloca los pimientos con el corte hacia abajo en una bandeja para hornos. Cuida que no queden unos montados sobre los otros para que se doren parejos.

Agrega los dientes de ajo con su piel.

Lleva al horno y hornea hasta que los pimientos estén suaves y la piel se separe. Si dejas que la piel se queme un poco, le añadirá un toque ahumado.

Saca los pimientos y los ajos del horno y los metes inmediatamente en la bolsa de plástico para alimentos y cierras la bolsa. Deja reposar unos 15 minutos. De esta manera, será más fácil el pelado.


Pimientos en conserva


Luego, procede a pelar los pimientos y los vas colocando en capas dentro del frasco de vidrio.

Con una tijera, corta la parte inferior de los dientes de ajo. De esa manera son más fáciles de pelar. Agrega a los pimientos.

Calienta en una ollita el agua, el vinagre, el azúcar y la sal hasta que hierva. Vierte sobre los pimientos. Cuida que queden completamente cubiertos por el líquido. Agrega la pimienta negra en granos y si tienes, las semillas de mostaza. Cubre con un chorro de aceite de oliva y cierras el frasco.

Cuando esté frío, guarda los pimientos en conserva en la nevera.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima!

2 pensamientos sobre “Pimientos en conserva”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.