90′ ¦ 6-8 personas ¦ dificultad

Este ponqué o bizcocho de vainilla o mantecado es el que se comía en mi casa todos los fines de semana.  Nunca podía faltar y toda la familia lo esperaba.

Para el desayuno, como postre o para la merienda o con un vaso de leche antes de irse a la cama.  

El aroma que despide cuando se está horneando es algo extraordinario.

Lo puedes rellenar con mermelada, con dulce de leche o con chocolate y la cubierta puede ser simplemente de azúcar glacé o de chocolate.

¡Seguro que van a tener ganas de probarlo!


INGREDIENTES:

  • 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 350 gr. de azúcar  (*)
  • 6 huevos tamaño “M” (yemas y claras separadas)
  • 250 ml. de leche a temperatura ambiente
  • 3 sobres de azúcar de vainilla o 2 cucharaditas de extracto o esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de polvo de hornear o de levadura química (tipo Royal)
  • 1 pizca de sal
  • 275 gr. de harina de trigo todo uso
  • 1 molde para bizcochos de 22 a 24 cm. de diámetro

(*) NOTA IMPORTANTE:

Nos han comentado algunos de nuestros amigos, que el ponqué es bastante dulce, por lo que tenemos que indicarles lo siguiente: Normalmente en el mercado conseguimos dos tipos de azúcares: uno es el azúcar de caña de azúcar, y el otro es el azúcar de remolacha. Alrededor del 70% del azúcar que se produce en el mundo proviene de la caña de azúcar, una hierba alta que crece en países tropicales. El restante 30% proviene de la remolacha, una raíz que se cultiva en zonas templadas de Europa. El azúcar de la caña de azúcar tiene un dulzor distinto a la de remolacha; la de caña es algo más dulce y tienes que poner un poco menos que la de remolacha.

Por otro lado, también depende del paladar de cada quién. Hay personas que les encanta el dulce y a otros no tanto.

Si deseas que el ponqué sea menos dulce, agrega 50 gr. menos de azúcar.


Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

Tabla de calorías.


PREPARACIÓN:

Precalienta el horno a 180°C / 350°F (arriba y abajo).

Prepara el molde con papel antiadherente para hornos o úntalo con mantequilla y enharínalo.

Tamiza la harina de trigo con el polvo de hornear o levadura química (tipo Royal), la sal y reserva aparte.

Separa las claras de huevo de las yemas. Reserva.

Bate las claras de huevo a punto de nieve con la ayuda de una batidora elétrica. Reserva aparte.

Para ésta receta utilizamos la batidora Kitchenaid que puedes adquirir en España en  ES,   o en USA en USA,   . Si no, puedes utilizar una batidora eléctrica de mano como estas USA,   o en ES,    que también son muy buenas.

Bate la mantequilla con el azúcar y el azúcar vainillado hasta que obtengas una mezcla clara y esponjosa.


Baja la velocidad de la batidora a medio y agregas las yemas de huevo, una a una, hasta que estén bien incorporadas. Espera a que se incorpore bien un huevo para añadir el próximo.

Baja la velocidad de la batidora a mínimo e incorpora la harina de trigo, el polvo de hornear y la sal previamente tamizados y ve intercalándo con la leche. Házlo en varias etapas cuidando de no batir demasiado. Mezcla solo hasta que tengas los ingredientes bien distribuidos en la masa. Con la ayuda de una espátula limpia hacia abajo las paredes del recipiente.

Ahora, con la ayuda de una espátula, incorpora cuidadosamente y en varias etapas las claras a punto de nieve. Mezcla con movimientos envolventes y siempre en la misma dirección. Cuida de no mezclar muy rápido para no quitarle la esponjosidad y cremosidad a las claras.

Vierte la mezcla en el molde previamente preparado. Nivela la superficie del bizcocho y le das al molde unos golpecitos contra la encimera de la cocina para eliminar las burbujas de aire.

Lleva al horno precalentado, coloca el bizcocho en la rejilla del medio y hornea por aprox. 60 minutos o hasta que al introducir un cuchillo limpio o un palito de madera, éste salga limpio. Recuerda que el tiempo de horneado depende siempre de cada horno. Nosotros normalmente necesitamos más tiempo.

Saca el bizcocho del horno y esperas unos 5 minutos antes de desmoldar.

Desmolda y lo dejas enfriar sobre una rejilla.

Si deseas, espolvorea azúcar glasé o nevazúcar antes de cortar el bizcocho.

Esperamos lo disfrutes.

¡Y no olvides de compartir esta receta con tus amigos !!!

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Tagged with →