Comparte:

Ossobuco con polenta tradicional

2 horas ¦ 2 personas ¦ dificultad

El “Ossobuco” en italiano y en español “hueso con hueco” es un plato tradicional de la cocina italiana que consiste en preparar un guiso muy sabroso con rodajas que se sacan de las patas de la res.

Esta carne es dura por el movimiento del animal, por lo que es ideal para guisar, estofar o hacer sopas que necesiten un tiempo largo de cocción.

Es ideal para días en los que esperas a la familia y a los amigos a comer.

¡Vamos a la receta que tenemos mucha hambre!


INGREDIENTES PARA EL OSSOBUCO:

  • 1 rodaja de Ossobuco de aprox. 600 gr. (trata de elegir la rodaja que tenga el hueso más pequeño)
  • ½ cebolla pequeña
  • 1 zanahoria pequeña
  • ½ pimentón (pimiento) rojo mediano
  • ½ tallo pequeño de ajoporro (puerro)
  • 2 dientes de ajo
  • ½ tallo pequeño de célery (apio)
  • 2 cucharadas de pasta de tomate concentrada
  • 2 hojas de laurel
  • 1 lata pequeña de tomates troceados
  • 1 taza de caldo de pollo o caldo de vegetales (si no tienes, también puedes utilizar agua)
  • 2 cucharadas de harina de trigo todo uso
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • ½ cucharada de pimentón dulce molido
  • ½ cucharadita de pimentón ahumado molido
  • 1 cucharadita de azúcar
  • sal y pimienta negra a tu gusto

PREPARACIÓN DEL OSSOBUCO:

Lava y corta en brunoise la cebolla, el ajoporro (puerro), el célery (apio), el ajo, el pimentón, la zanahoria y reserva aparte.

Lava y limpia bien la rodaja de Ossobuco. Quita toda la grasa que puedas y las astillitas de hueso que quedan cuando cortan el hueso.

Coloca en un plato llano harina de trigo y la mezclas con un poquito de sal y un poquito de pimentón dulce molido.

Cubre la rodaja de Ossobuco con ésta mezcla y luego la sacudes un poco para quitarle el exceso de harina.

En una sartén honda y grande con tapa o en un caldero, añade un poquito de aceite de oliva y dora la rodaja de Ossobuco aprox. 3 minutos por cada lado.

Saca la rodaja de la sartén y reserva aparte.

En esa misma sartén agrega un poquito más de aceite de oliva y ve añadiendo y dorando poco a poco los vegetales. Cuando éstos estén traslúcidos, añade la pasta de tomate concentrada y mezcla.

Agrega las hojas de laurel, el pimentón molido, el pimentón ahumado molido, la lata de tomates troceados, el caldo o el agua y revuelve bien.

Es hora de introducir la rodaja de Ossobuco en el centro de la sartén. Báñala con la salsa y déjala cocinar por 2 horas a fuego bajo y tapado.

Vé volteando la pieza cada 15 a 20 minutos. Cuando ya falte una media hora, prueba la salsa y condimenta con azúcar, sal y pimienta negra recién molida a tu gusto. Deja cocinar unos minutos más.

El Ossobuco estará listo cuando veas que la carne se separa fácilmente del hueso y notes que está suave y blanda.

Antes de servir prueba la salsa y si es necesario rectifica nuevamente con un poquito de sal y pimienta negra.


Para que la polenta y el Ossobuco estén listos al mismo tiempo, debes comenzar a preparar la polenta una hora antes de servir.


La polenta es un plato elaborado con harina de maíz gruesa y caldo de vegetales, de pollo o agua con sal. Es originario del norte de Italia, es muy económico, nutritivo, tiene un gran aporte calórico y es muy rendidor.

Hay dos tipos diferentes de polenta, la tradicional y la precocida o instantánea. La cocción de la polenta tradicional puede alargarse a más de una hora, mientras que la polenta instantánea o precocida tarda apenas unos minutos.

Nosotros elegimos utilizar la polenta tradicional y preferimos la receta que queda tipo puré.


INGREDIENTES PARA LA POLENTA:

  • 1 taza polenta de harina de maíz tradicional
  • 6 a 7 tazas de agua o caldo de pollo o caldo de vegetales bien sazonado
  • 1 pizca de cúrcuma
  • 1 hoja de laurel
  • sal y pimienta a tu gusto
  • abundante orégano y romero fresco cortadito

PREPARACIÓN DE LA POLENTA:

En una olla hierve el caldo de pollo o caldo de vegetales o agua salada, añade la hoja de laurel, espolvorea la harina de maíz lentamente y remueve continuamente para que no se formen grumos. Es importante hacerlo de ésta manera, para evitar que se formen grumos.

A partir de ahora, no dejarás de remover la polenta. Ésta debe cocinarse a fuego lento y debe removerse de forma continua. Si ves que espesa mucho, agrega más líquido hasta alcanzar la consistencia deseada.

La polenta estará lista cuando se separe de las paredes de la olla, cuando no se sientan grumos al probarla y cuando al pasar la cuchara de madera se abra un surco y tenga una consistencia espesa, cremosa y brillante.

Antes de servir, saca la hoja de laurel, agrega abundante orégano y romero fresco cortadito.

Rectifica la sazón con sal y pimienta a tu gusto.


INGREDIENTES PARA LA GREMOLATA:

  • ½ taza de perejil fresco cortadito
  • 1 a 2 dientes de ajo cortado finamente
  • la ralladura de un limón

PREPARACIÓN DE LA GREMOLATA:

En un recipiente, mezcla el perejil, el ajo y la ralladura de limón. Reserva aparte hasta que tengas la carne y la polenta listos.

Sirve la polenta, encima la rueda de Ossobuco, baña con salsa y esparce la gremolata por encima.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!