Comparte:

Gulash estilo húngaro

 60′ ¦ 4 personas ¦ dificultad

El gulash es un plato tradicional de la cocina húngara, así como también de los países vecinos como Austria, Alemania, Croacia, Serbia y Rumanía.

Es una comida casera, sencilla y es a base a carne de res, carne de cerdo, cebollas, pimentones (pimientos) y pimentón dulce molido. Muchas veces se prepara bastante condimentado y picantón, y se utilizan otras carnes como la de cordero, pollo o ternera.

En mi casa se come muchísimo, no solo porque las raíces de mi familia son de la región de Austro-Hungría, si no porque es un plato muy sabroso y fácil de preparar.

Este gulash lo acompañamos en casa con pasta corta de la que tengamos a mano, otras veces con papas al vapor, y si tenemos invitados especiales lo acompañamos con Sauerkraut y Spaetzle, siendo estas las guarniciones perfectas para este plato tan sabroso.

Los famosos Spaetzle son una especie de pasta muy corriente en la cocina de la región de Suabia en el sur de Alemania y son elaborados con harina de trigo, huevo y sal, pasados luego por una prensa especial para Spaetzle y cocinados en agua hirviendo igual que la pasta.


INGREDIENTES:

  • 400 gr. de carne magra de res para mechar
  • 400 gr. de carne magra de cerdo
  • 800 gr. de cebolla (normalmente se utiliza la misma cantidad de carne que de cebolla)
  • 4 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • ½ pimentón (pimiento) rojo grande
  • 1 cucharada de harina de trigo todo uso
  • 1 taza de vino tinto o vino blanco o 1 lata pequeña de cerveza (lo que tengas a mano)
  • 2 tazas de caldo de pollo o caldo de vegetales (suficiente para cubrir la carne)
  • 2 cucharadas de puré de tomate concentrado
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada de pimentón dulce molido
  • 1 cucharadita de pimentón ahumado molido
  • pimentón picante molido a tu gusto
  • sal y pimienta negra recién molida a tu gusto

PREPARACIÓN:

Corta la carne de res y de cerdo en cubos de aprox. 2 x 2 cm.

Corta la cebolla, los dientes de ajo y el pimentón (pimiento) rojo en brunoise.

En una olla grande con tapa o preferiblemente en una olla de presión grande, dora la carne en aceite de oliva a fuego máximo hasta que comience a pegarse en el fondo de la olla. Remueve constantemente para que la carne se dore por todos lados. Esto le dará un sabor muy rico a este plato.

Añade la cebolla, el ajo y el pimentón (pimiento) y revuelve bien. Verás como lo que se ha ido pegando en la olla, se vuelve a despegar.

Espolvorea una cucharada de harina de trigo y sigue revolviendo hasta que veas que el líquido de los vegetales se ha absorbido completamente.

Añade el puré de tomate concentrado y mezcla bien.

Agrega el vino o la cerveza, cubre con el caldo, e introduces la hoja de laurel, el pimentón dulce molido, el pimentón picante molido, la pimienta negra molida y mezclas bien.

Si estás utilizando una olla de presión, ciérrala y deja cocinar por 20 minutos según las instrucciones de tu olla. Pasado el tiempo, apagas la hornilla y dejas que la válvula baje sola para poder abrir la olla.

Si estás utilizando una olla tradicional, cocina tapado y a fuego bajo durante aproximadamente una hora y media o hasta que veas que la carne esta suave y se deshace en tu boca.

Antes de servir prueba la sazón y si es necesario, condimenta con sal y pimienta negra recién molida a tu gusto.

Con esta receta participamos en el concurso de recetas para blogs organizado por WMF España del blog Claudia & Julia.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!