Comparte:

Empanada venezolana
 30′ ¦ 6 a 8 empanadas ¦ dificultad

La empanada venezolana, al igual que la arepa, forma parte importante de la gastronomía de Venezuela.

Es buena compañera para el desayuno, para el almuerzo, para la cena, después de salir del cine o de la discoteca, y al igual que la arepa criolla, este manjar caribeño no distingue entre profesiones, edades o clases sociales para que sea degustada de manera cautivadora.

Su preparación es muy sencilla y se basa en un envoltorio o pastel delgado y crujiente elaborado a partir de masa de harina de maíz precocida con agua, sal, un puntito de azúcar o papelón y un poquito de onoto para darle color; relleno de cualquier ingrediente que nos guste o que tengamos a mano, y esto va desde queso blanco llanero rallado, caraotas negras, carne mechada o carne molida, pollo desmechado, o cazón; el cual es finalmente freído en aceite.

Aunque la encontramos y la comemos a lo largo y ancho de toda nuestra geografía, es en el oriente del país y en todas sus costas donde la empanada es parte importante de la cultura gastronómica de esas regiones. Es una fuente importante del sustento de muchas familias, ya que es muy fácil prepararlas y venderlas en las aceras enfrente de sus casas, en las puertas de las iglesias, en las playas, en estadios, en paradas de autobuses y de taxis, en aeropuertos y también a lo largo de muchas carreteras.

Si te encuentras en la Isla de Margarita o en cualquier pueblo de estas costas venezolanas no puedes dejar de comerte una empanada de cazón. Y es que no te comes solo una, siempre viene la segunda y hasta la tercera bien enchumbada de salsa de ají picante o de guasacaca de aguacate, cilantro y cebolla.


INGREDIENTES:

  • 2 tazas de harina de maíz precocida
  • 2½ tazas de agua tibia
  • sal a tu gusto
  • 1 cucharadita de azúcar o de papelón (panela)
  • 1 cucharadita de onoto (si no tienes onoto, utiliza cúrcuma)
  • 1 litro de aceite de maíz, de canola o el que tengas a mano para freír (que no sea aceite de oliva)
  • el relleno queda a tu elección (nosotros preparamos unas de queso blanco y otras de queso gouda)
  • 1 bolsa de plástico para alimentos

Tabla de calorías

Empanada venezolana 2


PREPARACIÓN:

En una ollita calienta ¼ de taza de aceite. Cuando esté caliente, pero no hirviendo, agrega las semillas de onoto. Deja cocinar un rato a fuego muy lento hasta que las semillas de onoto suelten su color y obtengas una grasa traslúcida de color rojo intenso brillante. Pasa el aceite por un colador para extraer el onoto.

Si no tienes onoto, no importa, utiliza un poquito de cúrcuma en la masa. Este condimento también te ayudará a darle un color muy bonito a la masa.

En un recipiente coloca el agua tibia, la sal, el azúcar o papelón y el aceite onotado.

Agrega la harina de maíz precocida poco a poco y moviendo constantemente para que no se formen grumos.

Comienza a amasar de manera enérgica y sin pausa. Es posible que la harina absorba todo el líquido; si es necesario, agrega un poquito más de agua y sigue amasando.

La consistencia de la masa debe ser densa, brillante, se formará una bola compacta y suave que no se pegará en las manos, ni en las paredes del recipiente y cuando hundas un dedo en ella, quedará un hueco.

Deja reposar la masa unos tres minutos antes de empezar a preparar las empanadas.

Mientras pasa el tiempo, prepara lo que le vayas a meter dentro a las empanadas.


AHORA SI, VAMOS A HACERLAS:

Utiliza una bolsa de plástico para congelar alimentos. Corta dos bordes para que te quede una sola lámina plana.

Pincela la bolsa con un poquito de aceite para que la masa no se te quede pegada.

Amasa la masa una vez más para que esté bien suave.

Luego, divide la masa en bolas un poco más grandes que una pelota de golf o de un huevo grande.

Coloca una bola encima de la lámina de plástico y comienza a aplastar con tus dedos hasta que obtengas una rueda de aprox. 1/2 cm de grosor. (Si la masa se te queda pegada en los dedos, humedécetelos con un poquito de agua y sigue aplastando la masa).

Coloca en el centro de la masa el relleno que hayas elegido; sea carne molida, carne mechada, queso blanco o amarillo, caraotas refritas, etc.

Ahora levanta uno de los lados de la bolsa junto con la masa y haces una media-luna de la rueda de masa.

Con la ayuda de un recipiente pequeño de aprox. 10 cm. de diámetro, incrustas la mitad del recipiente en la masa de manera que selles la masa, te queden los bordes lisos y elimines el exceso de masa.

Retira el plástico, la masa que te haya sobrado y vas colocando las empanadas ordenadamente en una bandeja.

Sigues haciendo lo mismo hasta que se te acabe la masa o hasta que tengas el número de empanadas que quieras hacer.


Calienta el aceite de maíz, girasol o de canola en una olla grande y honda. Espera a que esté bien caliente para comenzar a freír las empanadas. Para probar si está bien caliente, hunde en el centro del aceite el mango de una cuchara de madera. Si se hacen burbujitas, es que está listo para freír.

Listo, ahora a freír. No metas demasiadas empanadas de una sola vez, ya que la temperatura del aceite baja y la empanada absorbe la grasa.

No dejes de revisar nuestros consejos para freír.

Aquí les dejamos un enlace muy interesante y muy ameno sobre la empanada venezolana de Anales Venezolanos de Nutrición que esperamos les guste.

¡Y no olvides de compartir esta receta con tus amigos !!!

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Tagged with →