Comparte:

Queso envuelto en calabacín sobre pesto de menta
20′ ¦ 2 a 4 personas ¦ dificultad

Esta receta de queso feta envuelto en calabacín sobre pesto de menta se prepara muy fácil y rápidamente. Además de ser un plato muy solidario, es una receta que sirve como almuerzo, cena o para cuando tienes invitados en casa.

Si no quieres utilizar el queso feta, puedes usar Tofu, lo que convertirá a este plato en una versión vegana perfecta.

Para la elaboración de la salsa pesto de menta utilizamos una rebanada de pan tostado. Eso le dará su consistencia espesa y al no ponerle tanto aceite de oliva, reducimos muchísimo la ingesta calórica.

Nosotros utilizamos preferiblemente los calabacines verdes oscuros frescos que sean largos y delgados, de esta manera las rebanadas nos saldrán firmes para que no se deshagan luego en la sartén.

El calabacín es un alimento de bajo aporte calórico, compuesto principalmente por agua, seguido de hidratos de carbono y proteínas. Contiene mucha fibra por lo que ejerce un efecto de saciedad y lo hace un aliado perfecto a la hora de hacer dietas para el control de peso.

Recuerda siempre que debemos incluir vegetales en nuestro menú diario y si lo hacemos de manera divertida y diferente, nunca nos aburriremos.

¡Vamos a esta receta tan sabrosa y fácil!


INGREDIENTES:

  • 1 calabacín grande verde oscuro
  • 250 gr. de queso Feta (también puedes utilizar Tofu)
  • aceite de oliva para untar la sartén
  • 1 ramita de hinojo para la deccoración

INGREDIENTES PARA LA PESTO DE MENTA:

  • 1 manojo de menta fresca
  • 1 manojo de perejil fresco
  • 1 rebanada de pan blanco o pan de semillas
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • ½ taza de vinagre de vino blanco
  • ½ cucharadita de comino en polvo
  • ½ cucharadita de azúcar
  • sal y pimienta negra recién molida a tu gusto
  • chili en escamas o pimienta cayena a tu gusto

PREPARACIÓN DEL QUESO ENVUELTO EN CALABACÍN:

Lava los calabacines. Corta los extremos.

Con la ayuda de un rebanador, rebana los calabacines diagonalmente, es decir, a lo largo con un grosor menor a ½ cm. para que se puede doblar bien.

Calienta una sartén grill.

Con la ayuda de un papel de cocina, unta la sartén con un poquito de aceite de oliva.

Dora, vuelta y vuelta, las rebanadas de calabacín. Espera a que tomen un color dorado, los retiras de la sartén a una bandeja, y esparces un poquito de sal y pimienta. Recuerda que el queso feta es salado, por lo que no debes echar mucha sal.

Corta el queso feta en cubos de 2 cm. x 1,5 cm. Si vas a utilizar tofu, córtalo de la misma manera.

Envuelve los pedazos de queso feta (o Tofu) en las rebanadas de calabacín.


PREPARACIÓN DEL PESTO DE MENTA:

Lava la menta y el perejil. Quita los tallos duros.

Corta las hierbas y las introduces dentro del vaso de una licuadora, de una trituradora, de una batidora de brazo o de una procesadora de alimentos. Otra opción es prepararla en un mortero.

Tuesta la rebanada de pan.

Calienta el ajo con su piel en el microondas por unos 10 segundos. Esto ayudará a rebajar un poco el sabor picante del ajo.

Introduce el pan tostado en cubitos y el ajo sin piel junto con las hierbas frescas. Añade el vinagre, el aceite de oliva, la sal, el comino, el azúcar, la pimienta y el chili en escamas.

Tritura hasta que tengas una salsa espesa. Echa un poquito de agua si la deseas más líquida.

Prueba los condimentos y si es necesario, añades más sal y pimienta. Tal vez una pizca más de azúcar o un chorrito de vinagre.


Sirve, colocando una cucharada de pesto de menta en el plato, sitúas encima un rollito de feta envuelto en calabacín y decoras con una ramita de hinojo.

Nosotros acompañamos esta receta de papas al vapor. Sin embargo, una rebanada de pan de semillas o el pan de tu gusto le quedará sensacional.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Tagged with →