Pastasotto de espinacas y tomate
30′ ¦ 2 personas ¦ dificultad

El pastasotto es una excelente alternativa al risotto. Tiene la misma técnica y se prepara en la mitad del tiempo e igual que el risotto, lo puedes hacer con distintos ingredientes.

La receta que hoy compartimos, la puedes componer como quieras y con lo que tengas en tu nevera o alacena y siempre te quedará deliciosa. Sobre todo los niños se la comen fascinados.

Da rienda suelta a tu imaginación y disfruta del placer de comer algo rico sin tener que pasar mucho tiempo en la cocina.


INGREDIENTES:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • ½ cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 1 taza de pasta Orzo o pastina (también puedes utilizar pasta risoni)
  • 200 gr. de espinacas congeladas
  • ½ taza de Jeréz fino o vino blanco
  • ½ chili picante (opcional)
  • 2½ taza de caldo de pollo o caldo de vegetales
  • nuez moscada a tu gusto
  • sal y pimienta negra recién molida a tu gusto
  • 1 tomate cortado en cubitos de ½ cm.
  • 1 cucharada de mantequilla fría

PREPARACIÓN:

Descongela la espinaca, escúrrele todo el líquido y córtala. Reserva aparte.

En una olla dora en aceite de oliva la cebolla y el ajo cortados en brunoise hasta que estén traslúcidos.

Agrega la pasta y revuelve.

Añade el Jeréz fino o el vino blanco, el chili picante cortadito y sigue removiendo.

Cocina a fuego medio. A partir de ahora no debes separarte de la olla y removerás continuamente el pastasotto.

Ve añadiendo caldo cada vez que veas que se ha consumido.

Agrega la espinaca cortadita y sigue removiendo.

Condimenta con nuez moscada, sal y pimienta a tu gusto.

Añade caldo hasta que al probar sientas que el pastasotto está “al dente”.

Al final, añade la cucharada de mantequilla fría y revuelve bien. Esto ayudará a que el pastasotto te quede brillante y con buena consistencia.

Prueba la sazón y si es necesario, rectifica con sal y pimienta negra recién molida.

Antes de servir, corta el tomate en cubitos pequeños, añádelo y revuelve bien.

Para esta receta nosotros utilizamos tomate negro o también llamado kumato, el cual es de color negro-verdoso, con textura crujiente, muy jugoso, con un sabor acitronado bastante intenso y dulce.

Sirve en un plato llano grande y decora con más tomate en cuadritos y con una galletita de queso parmesano.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Tagged with →