Salsa bechamel

10′ ¦ 4 personas ¦ dificultad

La salsa bechamel es una de las salsas más importantes en la cocina. Es la “dama de compañía” en muchas de nuestras recetas.

Acompaña muy bien a todo tipo de pastas, carnes, pescados y a vegetales al gratén.

Nosotros siempre la hacemos de la misma manera:

2 + 2 + 2 = una consistencia perfecta,

es decir,

  • 2 cucharadas de mantequilla,
  • 2 cucharadas de harina de trigo, y
  • 2 tazas de leche tibia.

Depende de la cantidad que necesites, así aumentarás en cantidades iguales los ingredientes.


INGREDIENTES:

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina de trigo todo uso (sin leudante)
  • 2 tazas de leche
  • sal, pimienta y nuez moscada a tu gusto

PREPARACIÓN:

En una olla derrite la mantequilla y agrega la harina de trigo. Mezcla y remueve continuamente para combinar bien los ingredientes.

Deja cocinar a fuego medio cuidando que la mezcla no obtenga color y no se pegue del fondo de la olla. Este procedimiento es importante para que la salsa pierda el sabor a harina de trigo.

Añade lentamente la leche y ve removiendo para que la mezcla no se pegue en el fondo de la olla.

Una vez espesa la salsa condimenta con sal, pimienta y nuez moscada.

Si necesitas la salsa más espesa, le agregas menos leche y si por el contrario, la necesitas más ligera, entonces le añades más leche.

Aparta de la hornilla y agrégala a tu receta.


La salsa bechamel es perfecta en muchas recetas:

  1. Moussaka (Pasticho de berenjenas)
  2. Lasaña (pasticho) de pollo y calabacín
  3. Lasaña de espinacas
  4. Coliflor gratinada
  5. Canelones rellenos con pollo
  6. Lasaña de espinacas y pimientos del piquillo
  7. Lasaña de berenjenas
  8. Albóndigas en salsa de alcaparras (Königsberger Klopse)

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Print Friendly, PDF & Email