2 horas ¦ 4 personas ¦ dificultad

¡Con sabor y elegancia venezolana!

Esta receta de polvorosa de pollo es muy popular y especial en Venezuela, y usualmente adorna días de fiesta y de celebración.

Se trata de una masa de polvorosa dulce y crujiente que envuelve un guiso de pollo desmechado preparado con ingredientes como pasas, vino, papelón y aceitunas.

Se sostiene que la receta de este plato tiene sus antecedentes en la cocina española, sin embargo y como toda receta antigua, esta se ha ido fusionando con los ingredientes de nuestras regiones, por lo que existen variaciones de la misma.

La que hoy les traemos, es la que se comía en mi casa en eventos especiales y en días de celebración.

Como verán, no deja de ser una receta muy trabajada que lleva algunas horas de preparación por lo que nosotros preferimos preparar el guiso un día antes, y esa manera al día siguiente no tenemos gran cosa que hacer.

[expand title="RECETA DE PARA EL CALDO Y EL POLLO" tag="h5" rel="animal-highlander"]

INGREDIENTES PARA EL CALDO Y EL POLLO:

  • 1 pechuga de pollo completa con hueso y sin piel (aprox. 400 gr.)
  • 1 litro de agua
  • 1 zanahoria en trozos
  • 1 pedazo de ajoporro (puerro) en trozos
  • 1 manojo de cilantro fresco
  • 1 pedazo de célery (apio) en trozos

PREPARACIÓN DEL CALDO Y DEL POLLO:

En una olla cubre con agua la pechuga de pollo limpia y la cocinas junto a los trozos de zanahoria, de ajoporro (puerro), de célery (apio) y el manojo de cilantro fresco por unos 30-40 minutos o hasta que veas que la carne de la pechuga se separa del hueso. Si tienes una olla de presión, cocina la pechuga durante 20 minutos. Saca la pechuga del caldo, desméchala finamente y reserva aparte. Aparta el caldo y resérvalo para utilizarlo luego en el guiso.

[/expand]
[expand title="RECETA DE PARA EL GUISO DEL POLLO" tag="h5" rel="animal-highlander"]
INGREDIENTES PARA EL GUISO DEL POLLO:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • ½ pimentón rojo (también puedes utilizar 3 ajíes dulces)
  • ½ pimentón amarillo
  • 1 cucharada de concentrado o pasta de tomate
  • 2 tomates bien maduros
  • 2 hojas de laurel
  • 50 gr. de papelón (panela) rallado
  • 1 taza de vino blanco
  • 1 taza de caldo de pollo o caldo de vegetales (el que tienes reservado)
  • 1 cucharada de salsa de soja (también puedes utilizar salsa inglesa)
  • ½ cucharadita de comino
  • ½ cucharadita de pimentón ahumado
  • ½ cucharada de pimentón dulce molido
  • ½ cucharadita de curry
  • ½ taza de pasas
  • 10 aceitunas rellenas de pimentón (pimientos)
  • pimienta cayena o chili en escamas a tu gusto
  • sal y pimienta a tu gusto
  • 4 moldes refractarios o ramequines (también lo puedes hacer en una fuente refractaria grande)

PREPARACIÓN DEL GUISO DEL POLLO:

En una sartén honda, dora en aceite de oliva la cebolla y los dientes de ajo cortados en brunoise hasta que estén traslúcidos. Agrega el concentrado tomate y mezcla. Añade el comino, el curry, el papelón o panela rallado, el pimentón ahumado, el pimentón dulce molido y espera a que comiencen a salir los aromas de los condimentos. Introduce el vino blanco, el caldo y los tomates cortados en brunoise. Añade las hojas de laurel, la salsa de soja o la salsa inglesa, las pasas y las aceitunas cortadas en aros. Agrega los pimentones (pimientos) de colores cortados en julianas. Deja cocinar tapado y a fuego lento por 10 minutos. Introduce el pollo desmechado, integra todos los ingredientes y deja cocinar tapado a fuego lento por 10 minutos más. Prueba y rectifica la sazón con sal, pimienta cayena o chili en escamas y pimienta negra recién moilida a tu gusto. Cuida que los sabores estén entremezclados. Esta es una receta donde se deben apreciar los sabores dulces y salados, por lo que debe haber equilibrio entre todos los sabores y ninguno debe predominar. El guiso debe quedar consistente y jugoso. Apaga la hornilla y deja que el guiso se enfríe completamente. Si lo preparaste un día antes, guárdalo en un recipiente hermético hasta el momento de utilizarlo.

Enlace a otra receta de pollo desmechado que sirve como base para muchas recetas.
[/expand]
[expand title="RECETA DE LA MASA DE POLVOROSA" tag="h5" rel="animal-highlander"]

INGREDIENTES PARA LA MASA:

  • 1 y 2/3 tazas de harina de trigo
  • 2 y ½ tazas de maicena o maizena (harina fina de maíz)
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear o de levadura química (tipo Royal)
  • 200 gr. de mantequilla
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 3 yemas de huevo
  • 1 pizca de sal
  • 1 rodillo
  • papel antiadherente para hornos

PREPARACIÓN DE LA MASA DE POLVOROSA:

En un recipiente, bate con la ayuda de una batidora para tortas eléctrica, la mantequilla con el azúcar hasta que obtengas una mezcla cremosa. Agrega las yemas de huevo una a una sin dejar de batir.

En otro recipiente aparte, mezcla la harina de trigo, el polvo para hornear o levadura química, la pizca de sal y la maicena o maizena (harina fina de maíz) previamente cernidos.

Poco a poco ve incorporando en varias etapas la mezcla seca en la mezcla húmeda.

Ahora coloca la masa sobre una superficie plana y sigue amasando con las manos hasta que la masa haya adquirido una textura suave y compacta, forma una bola, cúbrela con un papel plástico de cocina y lleva a reposar por 30 minutos a la nevera.

[/expand]

ELABORACIÓN DE LOS PASTELES DE POLVOROSA DE POLLO:

Precalienta el horno a 180ºC / 350ºF (arriba y abajo).

Unta las paredes de los ramequines con mantequilla y espolvorea con harina de trigo. Una idea muy buena y eficaz es cortar papel antiadherente para hornos del tamaño de los ramequines, humedecerlos con agua y exprimir el exceso de humedad. Verás que el papel se vuelve dócil al momento de introducirlo en los moldes. Reserva los moldes aparte.

Divide la masa en cuatro porciones iguales y forma cuatro bolas. Corta dos pedazos de papel antiadherente de horno suficientemente grandes como para extender una a una las cuatro porciones de masa.

Coloca una bola en el centro de un papel antiadherente y encima otro pedazo de papel antiadherente. Extiende la masa con la ayuda de un rodillo hasta alcanzar un espesor de 3 mm.

Introduce la masa dentro de los ramequines cuidando que no se rompa formando cestas.

Corta la masa que sobresalga de los ramequines y agujerea la masa con un tenedor.

Lleva al horno y hornea durante 15 minutos.

Saca la masa del horno y rellenas con guiso de pollo frío. Cuida de no llenar mucho los ramequines para que cuando horneen no se rebosen.

Extiende con el rodillo la masa restante, con un tenedor haz pequeñas incisiones en la superficie de la masa, colócala encima cubriendo el guiso y corta la masa que sobresalga. Ayúdate con tus dedos para moldear la masa para que quede el pastel bien cerradito.

Lleva al horno nuevamente durante 20-30 minutos para terminar la cocción o hasta que veas que la superficie tiene un color dorado intenso.

Saca del horno y es muy importante dejar enfriar sin desmoldar para que la polvorosa no se desmorone.

Antes de servir calienta nuevamente y desmolda directamente en el plato.

Esta receta tan delicada la puedes acompañar con una ensalada de diferentes tipos de lechugas con una rica vinagreta de mermelada de albaricoques.

¡Como siempre te deseamos buen provecho y hasta la próxima !!!