Comparte:

 

Almacenamiento de los alimentos en casa

Ya en casa, todavía la tarea de la “compra responsable” no termina. Ten en cuenta que guardar cada alimento y cada producto en el lugar adecuado es esencial para que se mantengan en buenas condiciones.

Muchas veces no sabemos a ciencia cierta donde debemos almacenar nuestros alimentos y otras veces se nos olvida que productos compramos la última vez que fuimos al supermercado y si eran alimentos frescos, terminan deteriorándose y en la basura.

En casa necesitamos tener un equipamiento elemental para almacenar correctamente nuestros alimentos que consta de, además de una nevera, un congelador, armarios y cajones o gavetas, también de utensilios de cocina como recipientes de plástico o de vidrio con tapas herméticas, fruteras, bolsas de varios tamaños para congelar, film plástico para alimentos y papel de aluminio.

pera2

Una recomendación importante, es chequear a menudo los cereales, las harinas, los granos, las semillas, los frutos secos y la pasta, ya que estos productos son muy susceptibles a las plagas como polillas, gorgojos y hormigas, los cuales se reproducen muy rápidamente contaminando todos los demás alimentos no perecederos. Por eso, es muy importante mantener los armarios, gavetas y estantes muy limpios. Si tienes este tipo de problemas en casa, te aconsejamos guardar estos alimentos dentro de la nevera o en el congelador.

Igualmente, nosotros recomendamos que si no vamos a consumir completamente un producto, digamos en este caso, un yogurt, debemos taparlo con film plástico de cocina y consumirlo a la brevedad posible, para evitar que se contamine con bacterias. No debemos dejar destapado ningún recipiente que contenga alimentos.

Nuestras sugerencias de como almacenar los alimentos en casa:


1.- En la despensa, alacena, armarios, estantes, y gavetas o cajones:

Leche UHT (cerrada), jugos UHT (cerrados), fideos, pasta de todos los tipos, arroces, harina de trigo, sal, azúcar, atún en lata, sardinas en lata, todo tipo de aceites, vinagres, mieles, cubitos o pastillas para hacer caldo, cereales, avena, café, galletas, cacao en polvo, todo tipo de té, especias, condimentos y hierbas deshidratadas, conservas de todo tipo, latas de tomate, legumbres secas y vinos (acostados en un armario que sea bien fresco).


2.- En la nevera:

Las neveras tienen varias zonas de temperaturas. Normalmente, el área de abajo es la más fría y a medida que vas subiendo, la temperatura se eleva. La puerta es donde la temperatura es más elevada, ya que al abrirla entra el calor de afuera.

Te diremos cual es el mejor sitio para guardar los distintos alimentos en la nevera:

  • Bien arriba: Esta zona es perfecta para los alimentos ya cocinados, los cuales deben estar guardados en recipientes cerrados.
  • En la mitad: En este lugar se guardan muy bien los quesos, la nata líquida y espesa, yogures, suero de leche, mantequilla o margarina, embutidos y charcutería de todo tipo, levadura fresca y masas ya preparadas.
  • Encima del vidrio de las gavetas o cajones: Esta es el área más fría, por lo que aquí se almacenan mejor alimentos que se deterioran rápidamente, como son la carne cruda de cualquier tipo, el pescado y mariscos frescos.
  • Bien abajo, dentro de las gavetas o cajones: Esta área es perfecta para las frutas, los vegetales, las hortalizas y las hierbas que necesitan frío como son las manzanas, las peras, las lechugas, hierbas frescas, pimentones o pimientos, zanahorias y cualquier verdura o fruta que ya esté cortada. Las demás pueden ir afuera en una cesta.
  • En la puerta de la nevera: Aquí van los huevos, leche fresca, leche UHT ya abierta, salsas de tomate, mayonesa, mostaza, soja, jugos o zumos (que ya estén abiertos), mermelada y refrescos.

3.- En el congelador:

La mejor forma de tener los alimentos frescos y conservados es en el congelador, ya que de esta manera se preservan mejor las vitaminas y los nutrientes de muchas frutas y verduras. Es preferible comprarlas ya congeladas, ya que las frescas pierden sus vitaminas y sus nutrientes esenciales en el transporte y el almacenamiento. Mientras que, al congelar directamente los alimentos inmediatamente después de ser cosechados, conservan casi completamente todas sus características y cualidades.

Pero, para que estos alimentos congelados lleguen a casa en perfectas condiciones, es muy importante que la cadena de frío sea segura y no se rompa. Por eso, es importante transportar los congelados en bolsas especiales para que no se descongelen. Incluso en el invierno es importante tomar esta precaución.

Si vas a congelar productos que compraste frescos, es importante que sean lo más frescos posibles para que te duren mucho tiempo en perfectas condiciones. Es fundamental que los empaquetes herméticamente para que no pierdan su aroma y su sabor característicos, y además para que no se deshidraten. Para lograrlo, las bolsas para congelar alimentos son perfectas, ya que protegen muy bien los productos.

Un consejo que te damos es tratar de no volver a congelar los alimentos que ya fueron descongelados. Ten presente que pierden sus cualidades. Especialmente si son carnes de res, cerdo, pollo, pavo o pescado crudos. Es preferible que los cocines y después los congeles.

Nosotros no solamente congelamos carne, aves y pescado crudos. También congelamos frutas, vegetales, hortalizas, panes, bizcochos, muffins, cupcakes, masas para panes y pizzas, levadura fresca, comida ya cocinada, sopas y jugos o zumos.


4.- En una cesta para frutas y vegetales:

Algunas frutas y verduras conservan muy bien su frescura y vitaminas en la nevera. Sin embargo, otras reaccionan muy sensibles al frío.

Nosotros tenemos una regla: Los productos que vienen de países con estaciones marcadas como las manzanas, las cerezas, las ciruelas, las peras, los albaricoques, los melocotones van a la nevera; mientras que los productos que vienen de tierras calientes y exóticas van en una cesta y estos serían las bananas, cambures o plátanos, el mango, la piña, todos los cítricos, los aguacates, los tomates, la lechosa o papaya entera, el melón entero, la sandia entera, el coco sin abrir, luego, estos últimos una vez que los cortes, si van a la nevera.

Hay frutas como las bananas, cambures o plátanos, las manzanas, los albaricoques y las ciruelas que producen gas de etileno, el cual hace que las frutas y vegetales que estén cerca se maduren muy rápidamente. Por eso, es mejor mantener estas frutas separadas de las demás para prevenir que se marchiten prematuramente. Ahora, si lo que quieres es madurar rápidamente una fruta, por ejemplo un aguacate, colócalo junto con una manzana o una banana y verás con que rapidez se madura.

No olvides de involucrar a los chicos y jóvenes de la casa en esta tarea. Es importante que todos colaboremos a darle un destino juicioso a los alimentos y a no botar comida.

¡Te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!


Página 1 –  ¿Qué debemos considerar antes de comprar nuestros alimentos?

Página 2 – Consejos para hacer una compra responsable


Tagged with →